Saltar al contenido

¿Cómo funciona un deshumidificador?

como funciona un deshumidificador

¿Cómo funciona un deshumidificador? Un deshumidificador es un aparato cuya principal función es reducir los niveles de humedad que existen en cualquier estancia del lugar donde vaya a usarse. Unos elevados niveles de humedad en el ambiente, en el aire, pueden afectar muy negativamente a la salud de las personas, a los objetos que nos rodean, así como a la propia estructura de la vivienda u oficina.

Contar con un buen deshumidificador en el hogar se presenta como una gran solución para poder poner fin al problema del exceso de humedad en el hogar y, de este modo, poder evitar la aparición de dolencias o patologías de cierta gravedad, así como poder disfrutar de los muebles, electrodomésticos y objetos de metal durante más tiempo, sin que existan problemas por demasiada agua en el ambiente. Todo esto lo conseguirás con un deshumidificador barato, pero de calidad.

¡Encuentra las mejores ofertas de deshumidificadores en nuestra tienda online!

¿Para qué se utiliza?

Independientemente de que sea verano o bien de que sea invierno, no existe ningún hogar u oficina que esté libre de poder sufrir problemas de humedad en su interior. La humedad relativa adecuada en cualquier lugar debería rondar siempre entre el 45-55%, y unas cifras superiores podrían causar grandes estragos en la salud y en la vivienda/oficina.

Los deshumidificadores han ganado una gran fama en los últimos tiempos, y ello es gracias a que los mismos se presentan como la solución ideal y económica para poder terminar con el exceso de humedad que existe en el ambiente. Estos aparatos cuentan con un sistema que les permite actuar de manera rápida y eficaz, logrando terminar con riesgos de ningún tipo y muy bajos costes.

El deshumidificador de aire funciona mediante lo que se conoce como el principio de condensación. Es decir, este aparato aspira el aire que hay en el ambiente de la estancia en la cual se sitúe gracias a su ventilador y pasa por la batería del evaporador.

Es ahí donde se enfría por debajo de la temperatura del rocío, lo que permite que el exceso de agua del aire se condense, convirtiéndose en agua y almacenándose en su depósito, diseñado para tal fin. El aire frío y seco discurre mediante una batería condensadora donde se calienta a su temperatura inicial y se expulsa nuevamente al exterior.

También pueden encontrarse aquellos modelos que no disponen de un depósito de agua propia y se encargan de eliminar el agua que es extraída del aire a través de una tubería de desagüe. En otras palabras, la función del deshumidificador es lograr mantener regulada y controlada la humedad de la estancia.

como funciona un deshumidificador

Métodos para deshumidificar el aire

Aunque el método para deshumidificar el aire más habitual es el citado en líneas anteriores, hay que señalar que en el mercado se pueden encontrar deshumidificadores que pueden ofrecer tres métodos diferentes de deshumidificar el aire. Veámoslos:

Calefacción y ventilación

Este método busca aumentar la temperatura del aire en un espacio, en el cual se aplica una ventilación intensa. La eficiencia de este método dependerá principalmente de las condiciones que haya en el exterior.

Cuanto más baja sea la temperatura del exterior y cuanto más elevada sea la temperatura del lugar que deshumidificar, más elevada será la eficiencia que ofrezca este sistema. La desventaja es que conlleva es el elevado coste que implica.

Deshumidificación por condensación

Gracias a la función de este tipo de deshumidificadores, se logra que el exceso de agua que existe en el aire se condese, convirtiéndose en agua que se va almacenando en un depósito, o bien es eliminada a través de un desagüe.

Los principales componentes que forman estos modelos son el compresor, ventilador, intercambiadores de calor, así como un elemento de expansión. Es un método más eficiente y económico que el método de deshumidificar por calefacción y ventilación.

Deshumidificación por absorción

Con este método se logra absorber toda la humedad que posee el aire del ambiente debido al uso de materiales higroscópicos, dentro de los cuales suele destacar principalmente el gel de sílice.

Los principales componentes que suelen formar este tipo de aparatos suelen ser un rotor con un grupo propulsor, radiador de aire, filtro ventiladores, carcasa y otros accesorios.

El rotor de los deshumidificadores por absorción se caracteriza por contar con una larga vida, además de ser lavable, autolimpiable y evitar que se generen o proliferen bacterias.

como funciona un deshumidificador

¿Qué beneficios obtengo con un extractor de humedad?

A pesar de que durante mucho tiempo se consideró tener un deshumidificador de aire como adquirir un producto de lujo, ya que se veía como un producto totalmente prescindible y sin el que poder vivir en el hogar, se ha demostrado que los beneficios que aportan los deshumidificadores no son un lujo, son una clara necesidad para el bienestar de cualquier persona y podemos encontrarlos a precios muy económicos.

Entre los muchos beneficios que ofrecen los deshumidificadores de aire resulta interesante tener en cuenta aquellos más relevantes:

  • Los deshumidificadores ayudan a mejorar los diferentes problemas de tipo respiratorio que pueden sufrir las personas, como pueden ser aquellas personas que se encuentran afectadas por el asma o por alergias.
  • Permite eliminar los ácaros, hongos y moho, los cuales puede llegar a reproducirse en cantidades peligrosas para la salud cuando la humedad relativa supera el 70% o superior.
  • Su utilización ayuda a prevenir el daño en muebles de madera, la corrosión de aparatos o electrodomésticos del hogar, así como objetos que hayan sido fabricados con metal. Si la humedad relativa se sitúa por encima de 55% suele provocar la corrosión de muchos aparatos con tenemos en el hogar.
  • Ayudan a prevenir la aparición de las molestas, antiestéticas y peligrosas manchas de moho que aparecen en las paredes y en los techos cuando la humedad es demasiado alta.
  • Todas aquellas personas que sufren dolencias en los huesos como la artritis o el reuma notarán una mejora notable ya que, aunque estas patologías no se generan por el exceso de humedad en el ambiente, si que ha quedado demostrado que las mismas empeoran de manera considerable en aquellos ambientes con demasiada humedad.

¿Cómo funciona un deshumidificador? Paso a paso

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un deshumidificador?

Es lógico que a la hora de buscar un deshumidificador podamos sentirnos abrumados ante la gran diversidad de alternativas que se pueden encontrar en el mercado, pero si algo hay que tener en cuenta es que no todos los deshumidificadores que encuentres serán recomendables para ti.

Es decir, cada persona tiene unas necesidades particulares que deberá tener muy en cuenta antes de comprar un deshumidificador. Es precisamente por ello que antes de tomar una decisión errónea será conveniente no olvidarse de tener en cuenta los siguientes aspectos de gran importancia para hacer una salía elección:

  • Dimensiones de la estancia en la que se va a ubicar y tamaño del propio deshumidificador.
  • El volumen de agua que es capaz de extraer del aire cada 24 horas que esté en funcionamiento.
  • El consumo energético que realiza el aparato durante su funcionamiento (aunque ello también dependerá de la cantidad de humedad, así como la temperatura del lugar). La potencia media se sitúa entre 300 y 500 W.
  • El tipo de evacuación del agua, pudiendo elegir entre un depósito (entre 0,5 y 5 litros) o bien conectar el aparato a un desagüe.
  • La comodidad que ofrece a la hora de poder transportarlo de una estancia a otra.
  • La facilidad en la instalación del deshumidificador.
  • El nivel de sonido máximo que es capaz de hacer durante su funcionamiento (el ideal son 35-40 decibelios)
  • La función de apagarse en aquellos casos en los que se detecte que el deposito está lleno y no se ha vaciado para evitar que el agua se desborde.