Saltar al contenido

¿Cómo hacer un deshumidificador casero?

deshumidificador casero

Un deshumidificador o purificador de aire sirve para acabar con la humedad que reside en el ambiente, filtrando el agua que se encuentra suspendida en el aire.

Saber cómo hacer un deshumidificador casero se presenta como una estupenda alternativa barata, especialmente para todas aquellas personas que residan en zonas donde, con motivo del exceso de lluvia, niebla y nieve, exista una gran humedad en el ambiente.

Un ambiente demasiado húmedo se convierte en un entorno que resulta propicio para la proliferación de moho, hongos, etc., pudiendo afectar negativamente al estado de salud de las personas, tanto de aquellas que están sanas como de aquellas que presentan cualquier clase de enfermedad respiratoria o de huesos.

No cabe duda alguna que la mejor solución para conseguir reducir los elevados niveles de humedad de cualquier hogar es mediante el uso de deshumidificadores, ya que son aparatos que resultan verdaderamente útiles para conseguir unos resultados verdaderamente interesantes.

Desgraciadamente, aunque cada vez se pueden encontrar modelos más económicos y accesibles a todos los bolsillos, no todas las personas o familias pueden permitirse comprar un deshumidificador de aire, por ello es interesante conocer cuáles son los principales pasos para poder realizar un deshumidificador casero.

Materiales necesarios para construir un deshumidificador

Para poder llevar a cabo la fabricación de un deshumidificador casero será necesario reunir una serie de materiales, todos ellos productos con un coste verdaderamente bajo que no supondrán un gran desembolso económico. Los materiales necesarios son los siguientes:

  • Recipiente de plástico.
  • Calcetín o media de lycra.
  • Soporte de madera o metálico.
  • Cloruro de calcio.

cloruro de calcio

¿Cómo hacer un deshumidificador casero?

Para poder fabricar nuestro propio deshumidificador casero será necesario seguir los siguientes pasos, todos ellos muy sencillos y sin ningún tipo de complicación:

  • En primer lugar, se deberá introducir dentro de la media o calcetín el cloruro de calcio, ya que este producto será el encargado de absorber la humedad que exista en el ambiente.
  • Tras introducir el cloruro de calcio, se deberá anudar el calcetín o media para evitar que pueda caerse el cloruro de calcio.
  • Después se deberá crear un soporte que permita poder fijar el calcetín o media relleno de cloruro de calcio, logrando que quede suspendido en el aire y evitando que llegue a tocar el fondo del recipiente. El soporte se podrá realizar de madera, metal o bien de cualquier otro material que se tenga al alcance, pero que sea capaz de cumplir con su función.
  • Después, debajo, se deberá colocar el recipiente de plástico o bien cualquier otra cosa que permita recoger el agua que irá recolectando el cloruro de calcio, permitiendo así terminar con el exceso de humedad del ambiente.
  • Cada cierto tiempo será necesario que vayas cambiando el cloruro de calcio para que siga absorbiendo adecuadamente la humedad del aire.

Gracias a este sistema tan sencillo y económico se podrá ver como el nivel de humedad se logra reducir.

Lógicamente, un deshumidificador casero no será capaz de ofrecer el mismo resultado que un deshumidificador comercial.

¿Cómo prevenir la humedad en el interior del hogar?

A pesar de que los deshumidificadores son grandes aliados para poder combatir la humedad del interior del hogar, también resulta interesante conocer algunos consejos para reducir al máximo el nivel de humedad que reine en el hogar:

  • Evitar duchas largas, ya que cuanto más larga sea la ducha, mayor cantidad de vapor se generará.
  • El uso de la chimenea y la estufa conseguirá aumentar el calor de la vivienda y que el ambiente se seque.
  • Reemplazar los filtros del aire acondicionado y posibles extractores con regularidad ya que, si estos se obstruyen, la humedad se condensa con mayor facilidad.
  • Se deberá ventilar la vivienda el mayor tiempo posible, ya que gracias a las corrientes de aire se elimina la humedad.
  • Arreglar aquellas tuberías o desperfectos de la vivienda que puedan causar un exceso de humedad.
  • Evitar tender la ropa recién salida de la lavadora en el interior de la vivienda, a no ser que no exista otra posibilidad.
  • Utilizar ventiladores promueve que se generen corrientes que reduzcan la humedad y favorezca su evaporación.

Ahora que ya sabes cómo hacer un deshumidificador casero, solamente habrá que ponerse manos a la obra para poder realizar este sencillo sistema y beneficiarse de su función.

¡Aquí puedes descubrir las mejores ofertas de deshumidificadores!